Cuando un subscriptor se da de baja de tus listas lo primero que pensamos es que estamos perdiendo clientes y usuarios fieles. No necesariamente. Lo que sí implica es que hay que hacer una buena actualización de tu base de datos de listas para ganar en leads en calidad y no necesariamente en cantidad.

Recuerda que el marketing del permiso tiene sus bases en el respeto por el usuario, por lo que la decisión de darse de baja debe ser respetada pero aquí te contamos cómo manejar esta situación y lo que es recomendable hacer en esos casos.

En primera instancia hay que preguntarse es si la decisión de cancelar la subscripción va en contra de tu empresa o marca. La acción inicial para cuando un subscriptor se da de baja de alguna de nuestras listas es revisar el desempeño de nuestras campañas, si están funcionando bien y cumpliendo con sus objetivos. En el caso de que no se pueda convencerlo de quedarse, lo ideal es ofrecerle una impresión final positiva.

Algo fundamental en estos casos es enviar un mail de despedida. De esta manera, estás convirtiendo la pérdida en oportunidad.

Aunque las razones y motivos para que un subscriptor se remueva de tus listas son muy variadas y dependen de muchos factores, a continuación te mostramos las más comunes y las que debes revisar.

Problemas con la cantidad de envío de correos: la principal razón de que un subscriptor se dé de baja es porque recibe correos masivos tuyos. Ya sea porque no hay una debida segmentación de tu base de datos o por el envío de correos automáticos pero no es recomendable mandar demasiados correos.

Contenido aburre: cuando no tienes nada nuevo para decir ni nada auténtico qué mostrar, se pierden muchos clientes. La gente se desinteresa, se aburre por la falta de originalidad y de contenidos entretenidos, divertidos o útiles.

Mala segmentación de las listas: Otra razón para que se den de baja de tus listas es por la incorrecta segmentación y el envío de correos a usuarios a los que no les interesa ese contenido en específico. Cuida a quién le envías qué tipo de correo y segmenta tus listas por intereses.

Personalización de los envíos: mandas a todos tus subscriptores lo mismo y no haces distinciones. Si posees información adicional sobre tus subscriptores como su edad, el país de procedencia y sus gustos e intereses, hay que aprovecharla para crear campañas que los distingan y que demuestren que los conoces y te interesan. Recuerda que a nadie le gusta ser del montón, todos queremos sentir que somos especiales.

Desconocimiento de la marca: sucede más de lo que te imaginas. Muchos usuarios no recuerdan cuándo o por qué accedieron a suscribirse. Por eso, es indispensable enviar un mail de bienvenida

No están adaptadas a los diferentes dispositivos: ya que ahora casi todos los usuarios que reciben tus mails lo hacen desde dispositivos electrónicos, no te puedes dar el lujo de no tener una plataforma y un formato de correo que se adapte a su pantalla.

Abusas del poder de las ventas: si bien no está mal querer vender, pues ese es el fin de nuestra empresa, es necesario que generes contenido de valor para que tu marca sea reconocida y apreciada.

Ahora que ya conoces las principales razones, hay que averiguar quién es el usuario que se dio de baja y tratar de conocer sus razones, para después enviarle un mensaje de despedida en donde trates de convencerlo de que se quede y donde evalúes el impacto de su baja de tus listas.

Existen algunas aplicaciones y herramientas que sirven para conocer quiénes y cuántos subscriptores se han dado de baja e incluso por qué.

En materia legal, recuerda que es obligatorio poner en un lugar visible en el mail el botón para darse da baja de tus listas.

Pero cuando no lo puedes convencer de que se quede y se da de baja, lo mejor que puedes lograr es causar una buena impresión y que recuerde a tu marca con cariño. Esto se puede lograr de diferentes formas como por ejemplo facilitarle el proceso de remoción y no alargando demasiado los pasos para lograrlo.

Para el mensaje de despedida te recomendamos que lo prepares con interés verdadero, sin remordimientos y prestando atención a detalles importantes. ¡No olvides redactar la despedida de manera creativa!

Para tu estrategia de marketing y, específicamente para tus campañas de email, un factor decisivo son los clientes. Sí, las listas de suscriptores. Si no tienes a nadie a quien enviarle publicidad, no puedes siquiera comenzar una campaña. Por eso, es necesario que aprendas a distinguir a los diferentes usuarios que reciben tus correos. Identificar a los que tienen más posibilidades de comprar o adquirir tu producto. Es en ellos en los que querrás enfocarte.

Por otro lado también es prudente conocer a aquellos suscriptores que no se involucran con tus envíos y que no interactúan, que no visitan tu página o que simplemente borran tus correos sin leerlos.

En el caso de que sean este tipo de suscriptores los que no se están interesando en tu marca y/o campaña y por eso deciden abandonar su suscripción contigo, no será preocupante pues tu base de datos se verá reducida y así te quedarás sólo con los subscriptores a los que les interesa tu marca y tus contenidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.